sábado, junio 08, 2013

RAIBAN NOVENO

La humedad recorría el rostro de Raiban, mientras se acercaba lentamente el frió de la noche, sus dedos sangraban un color negro con garrapatas. Agusanadas sus carnes, no quería mirar, caminaba hacia un horizonte con los ojos hinchados de tanto llorar, sin lágrimas, contenido, un llanto contenido que se convertía en veneno, pus o muerte tal vez.- Estaba enojado como de costumbre. No era novedad que la cosa mas mínima lo irrite ya que su amargura había llegado a la cronicidad, sin remedio ni anti psicótico.
 Aun, con sus desordenes de personalidad y emoción, rabian quería morir. Pensaba, como lo haría, de hecho, ya estaba muriendo, solo en el bosque, entre arboles que lo miraban con lastima, y le recordaban a su madre, a su padre, o algo que le haya dado la luz, quería acabar con su desgracia.
Pensaba como el tiempo y la vida no valían la pena, solo para seguir pudriéndose en su existencia cuestionada.- Pensaba y miraba sus zapatos café oscuro, rotos, después de tantos años de uso. Agradeció por un momento no tener esas alucinaciones que lo llevaban a destrozarse la carne de los brazos con la cortapluma del vecino que encontró en el basurero.- Era de color rojo y decía “Para ti hermano, con cariño”. Otra vez la nostalgia se apodero, y pensó incoherencias, se pregunto si tenía hermanos, creo que sí, pero no los recordaba. Solo quería morir y destrozarse, romperse el cráneo en una piedra y ver como la sangre tibia acariciaba su rostro, como la única caricia que jamás tuvo.-
Pensó, ¿qué le faltaba para terminar su vida más desgraciadamente? Se dijo, he sido lo suficientemente desgraciado ya.- De pronto, de su entrepierna sintió un liquido caliente, sus pantalones se rasgaron sin motivo, sus piernas comenzaron a hincharse, sus venas de color azul sobresalían asquerosamente a punto de estallar, lo hicieron, a través de las costras que nunca cicatrizaban hace mas de 10 años.- pensó, me dejare llevar, esta vez, no me resistiré y dejare que mi mente me mate y ver qué sucede después, comprobar si efectivamente existía un túnel o un más allá como habla toda la gente.-
Lentamente y como un sueño se veía a través de él, destruyéndose, hinchándose, sus viseras relucientes en su tráquea y a través del ombligo, dolían, pero no era consciente de ello, ya no le importaba.-
Unos brazos invisibles, tomaron su piel y los despellejaron, expulsándose brutalmente todos sus adentros.- La escena era lenta, una piel rasgándose, sangrando como una tubería rota, su columna se partió en 3 partes, sus trozos repartidos por todo el bosque, sus piernas aun ligadas a su tronco, estaban unidas solo por un hilo que las sostenía.-
Raiban vomitaba, era verde, era sangre, y pérdida de existencia.- Sentía como la vida se le iba, más bien la energía de su cuerpo, aun así, era tan desgraciado que ni la muerte lo quería, había sido escupido cientos de veces por el infierno y no podía morir.-
Su cuerpo agonizante, temblaba tibio, un perro lamia las carnes y la sangre color negro que salía de su abdomen e intestinos.- De pronto, el cachorro con ojos de lastima lo miro, y lamió su rostro, no paraba de hacerlo, aparentemente, el sabor de su cabeza le había gustado, pero no quería devorarlo. Se acostó a su lado y lo cubrió con su cuerpo.- Sencilla y extraña compasión por tal maldito engendro.-
Un color extraño despejo sus ojos, era azul, luego verde, finalmente rojo, despertó, con una extraña nube en sus ojos y a su lado, una seria de personas, observándolo, otros tocándolo y no sentía nada, había caído del noveno piso y no recordaba nada, ¿Se trataba nuevamente de ese sonambulismo psicótico y suicida que intentaba arrebatarle lo único valioso que tenia. Su vida.
Raiban analizo y se dijo, ¡otra vez, sueños entre sueños, escenas sobre escenas que desconozco y me pierden. Quiero sanarme, quiero sentir, quiero vivir, ya no quiero morir!. Era su yo, era su oscuridad que lo dormía y le mostraba un mundo sin límites, lleno de atrocidades y pérdidas de límites corporales.
Observo sus manos, estaban blancas por primera vez, abrió suavemente los ojos de su alma y se vio en una cama, con un cobertor azul pastel y sábanas blancas con bordados y encajes beige. Olía delicioso, estaba limpio, sin heridas, sin costras y sus intestinos estaban en su lugar.- Inhalo profundo y miro a su alrededor, una casa sin paredes y con sus cama entre los árboles. A lo lejos, el mar lo saludaba con dulzura. La brisa del viento acariciaba su oído, y le llevaba todo el aroma de la paz. Sintió sus ojos, sabia que ya no veían  pero tenia en su interior, un algo que le mostraba el mundo de colores, no era necesario ver, porque veía de otra forma.
Su alma, todo lo que proyectaba era su alma, a mitad de camino para sanar.- Sabia que se debía convivir con el mal y con lo oscuro y que ello, siempre volvería solo para que sepa que está ahí aunque ya no exista, aunque él ya no exista…

domingo, febrero 24, 2013

Domingo sexual o sensual? Pesimista, descarado y con sueño

Hoy, después de tantos amaneceres pudo descubrir la brisa tibia de un orgasmo maltrecho. Talvez  se habia escondido en unos acantilados del norte o quizás del sur, pero se habia perdido. No sabia que pensar o que decir, sentia un calor y su saliva pesaba como si estuviera a punto de volverse loca. La locura se apodero de su cuerpo, al fin. Ya había pasado demasiado y su abandono era notable. ¿Que haría después de este evento? pensaba tener sexo descontroladamente por todos lados, salir y recorrer el mundo para conocer orgasmos de distintas razas, como si fuera a absorver algo de cada de persona. No lose. Cuando ocurrían estos episodios, habia que mantener la distancia, pues, quien se cruce, podria formar parte de su menú diario. Esta vez sin embargo parecia diferente, no deseaba utilizar a nadie ni menos botarlo como basura. Pensaba en el amor, ese amor que tanto extrañaba y que habia cambiado por horas y dias de sexo brutal. Tenia sed, y el alimento no saciaba, menos las ganas de vivir.
Se vino a su mente un hombre, de echo se aparecio frente a sus ojos. Sin previo aviso ya se habia desnudado, como si hubiera recibido una orden directa de una fuerza subliminal. No podia resistirse, nadie que se cruzará con ella podia resistir el celibato. Con la mirada lo toco, lo boto a un rincon de la cama que aparecio de la nada, y lo miro fijamente. De pronto una palabra loca salio de su boca..--"muere"..¿Eso quieres? Ahora me perteneces--Ya estaba todo dicho, al momento de caer en su trampa, no podia salir, era como una mosca en una tela de araña, como aquella que vi una vez, donde de un solo golpe o mordida, no tengo claridad, hizo que sus entrañas sean visibles a la luz de la ventana sin pintar.-

Él comenzo a llorar, a rogar porque no le quite lo que esta descarada e inmunda mujer quería, era un desconocido, ni siquiera el protagonista de esta historia, pero era una persona sin fuerza para defenderse. En su mente, ella pensó  ¿piedad no piedad?, sabia que tenia hambre y que lo demás era tema de filosofía  ¡Que importaba su pena, que importaba su suplica!, nada. No valía nada.

Se dispuso sobre él y esta vez lo miro con ternura, lo acaricio y le dijo que no le haría daño, solo quería tomar algo y que se iría sin mirar atrás. Que si sentía desgarrado no la mire ni voltee buscando algo, porque ella ya se lo habría robado y nunca lo devolvería. Estaría lejos, congelándose junto a su alma.-

Finalmente cubrio sus manos con ese cuerpo perfecto, tibio. Con miedo absorvio cada gota de placer y saboreo cada parte del sudor, donde se encontraba exactamente el sudor, lo dejo sin vida, sin fuerza, sin mente. Se volvio un tonto en la tierra de los CI altos.
Ella sonrio a carcajadas, limpias, sin pensamiento. Luego, una seriedad se apodero de su rostro, había sido un momento, solo un minuto talves menos, era el sufrimiento de disfrutar y robar algo que se desvanecia como la arena en los dedos, algo indurable, algo fugaz, algo sin forma, algo que solo adquiere vida en el encuentro con otro, cuando ya no esta esa unión, no hay nada y no queda mas nada que robar. Mijagas de cariño que se comen y no satisfacen, penso. La misma rutina la aburría  no sabia que decidir, si beber sangre o morder cuerpos era mas seductor y efectivo, que la búsqueda compulsiva de sexo al amanecer.
No tenia la respuesta, los días se acababan, el final de su meta se acercaba y aun no tenia nada entre su manos.  Penso, nuevamente, lo cansada que estaba y que no queria pelear mas. Se dio por vencida y una lágrima seca callo por su rostro, se decía a si misma, todo lo que había perdido y que debía hacer hoy, para tener una maldita caricia, odiaba esa debilidad, odiaba la idea de que su mente y su cuerpo se ocupen solo de consumir amor, pero del barato.
Quería perder lo que tenia y sentir otra vez.....idea lejana y estúpida, pronto se encuadro. No era mas que un vampiro del alma, que buscaba el alimento en las afuera, en los animales, en los bosques, encontraba todo, menos lo principal...los seres humanos tienen todo, pero lo único que no pueden dar, es amor.

martes, mayo 29, 2012

Deja(s) Vu..o vuelves Jamais

Ni una ni otra, ni adentro ni afuera, cerca pero lejos, amargo pero dulce, ¿Qué puede ser? un dolor, intenso, febril, ardoroso, pero no silencioso. Me habla, y susurra lentamente, que algo duele en el interior y que miras hacia afuera y solo encuentras blanco o quizás algodón. Es un sonido o soplido de un viento ausente, que se presenta en una venta de libros, mas bien, un regalo de libros, con mucha música y ángeles caminando alrededor, escondiendo sus alas solo para que no los descubran aquí. Porque vienen aquí a verme, a veces a los otros, pero él, en especial, vino a verme a mí, nose si a mirar simplemente o a ser mirado, a sentirse humano, a sentir amado y admirado, o simplemente sentir dolor de distancia, de lejanía, de imposibilidad, de eternidad.
Hoy, es humano, por fin persona, ama y logra ser amado, vive lejos, cerca, en la playa, en el cerro, en la inmensidad. Lo recuerdo y su olvido se hizo presencia desde el momento que lo olvide, no lo olvide. Esta presente, en su ausencia, esta presente en el aire, esta ahí en medio del frío que rosa mis narices en invierno, esta, en mis botas que se destiñen cada día que pisan vereda.
Su fantasma, sigue aquí ¿Porque no te vas?, aunque ya es cuerpo, algo vaga en la dimensión, me incomoda y no quiero recordarlo de nuevo. Angustiante encuentro por casualidad, pero que desearía volviera a pasar.
Claro, ya sucede, cada vez en una esquina, cada día cuando cruzo la calle, cada día que el tiempo se consume,  y los minutos se vuelven arena y regresan al mar.
Así se siente que sucede y de vuelta, recuerdas que no sucedió nunca, y que tal vez, podría suceder. Esa es la cuestión...

viernes, mayo 25, 2012

II El sueño


Tiempos difíciles dice el guerrero,  después de haber tenido un profundo sueño. El aire pesa, la lluvia huele a descomposición, sus manos están irritadas y mas blancas que de costumbre.
De pronto, un recuerdo o un pensamiento de esa memoria que no le pertenece y recupera cuando cierra los ojos, aparece. Encuentra el mar, se viene sobre él, el oleaje y lo salvaje de este, le dice con voz susurrante que vuelva de donde vino, es decir que vuelva a su origen, a su poder….el mar. El siempre te protegerá, demasiado profundo y amplio para encontrarte, la tierra no es segura. Busca a tus amigos, protege a tus amigos, olvídate del amor, solo existe el amor incondicional de proteger lo que más amas…la vida. El guerrero escucha que su corazón le dice que no hable, sienta. Que busque su respuesta en el corazón, él le dirá todo.
La telepatía es una herramienta, y es tiempo de volver a usarla, es un viejo recuerdo de sus antepasados que lo despojaron de mucho pero no lo importante. Tengo que aprender a caminar como si fuera un niño, soy un niño, debo traer al presente todo lo que sé, pero es un arma de doble filo. Mientras más descubro, mas oscuridad aparece. Es un juego doble, donde ellos aparecen y yo me hago más fuerte.
Por ahora, estoy en mi mente, porque aquí no pueden entrar, saben que si intentan pensar como yo, morirán. Por eso, lastiman lo que hay a mi alrededor, para que despierte y descubran mi posición. Aunque el dolor se vuelva más denso, más fuerza necesitare. Debo ser fuerte y guardar silencio, debo ayunar si es necesario, debo guardar fuerza y alimento. Debo, olvidar lo mundano poco a poco, porque pronto será el enfrentamiento.
Caminar con más cuidado debo, porque el bosque me mostrará los árboles claros y los árboles oscuros, me mostrará las caras y los demonios, ese es mi habilidad, ver mas allá, una pantalla que ve todo lo que se esconde, ojos que no miran pero que ven, es decisivo, nadie se esconde, todos sin mascaras, quien es mi amigo y quien es mi enemigo, tiempos difíciles se acercan. Mi amigo, ese gran amigo que tuve, ese que vuela en su misión, encontrará la respuesta, el viejo y olvidado mundo, donde están los guerrero respetables, escondidos entre los puentes, olvidados en las esquinas, ellos, con un excelente disfraz, han burlado la oscuridad. Parecen ella, son ella, pero no lo son a la vez, están en el límite. Cuanto espero querido amigo, que traigas la pócima que aliviara el camino de los hombres, cuando espero que despiertes esa energía que ocultas mezquinamente en tu pecho y en tus pulmones. Sopla fuerte y vuela hasta aquí, y entrégame ese pergamino, la táctica, nuestra protección, ellos, esos sabios la poseen, tráela hasta aquí sin peligros.
Estamos solos, estoy solo, pero más fuerte, no tengo miedo,  a veces, pero el poder se acerca, la luz y la oscuridad ya están en un solo lugar.
Ya sé donde debo virar, ya sé donde caminar, hacia el frente, hacia allá, donde veo el sin fin, correr, correr y no parar, solo me detendré a beber agua del rio purificado y comeré frutos de la tierra que me acompaña.
Es hoy, el día donde el guerrero por fin despierta de su sueño, ya no mas holgazán, ya no mas sin sentido, preparar mi armamento y luchar contra quien se cruce en el camino. Proteger al inocente y débil del camino, no mas, nunca más dolor. Este es el fin.
Cuidado con las erupciones, los volcanes, o lo que ellos simboliza…es el último mensaje de mi ser….Respiro…otro sueño, pero este, es real. 

domingo, enero 04, 2009

Pronto: los días de la semana

"Lo que veo después de que no veía nada"

Aunque el cielo se vea mas celeste cada día, no deja de parecer invierno, o talvez si pero tengo la necesidad de decir que es invierno. Mejor olvidemos que es invierno y pensemos en otra cuestión.

Si, como siempre, tanto rodeo para llegar una cosa que lo único que quiero es, que se esconda. Talvez no admitir que adentro existe un corazón y que ni siquiera es eso, es algo que recalca la debilidad, aún no me pertenece.

Cuesta tanto poder sacar de las ramas podridas que se alojaron hace tantos años, una palabra, una grosera palabra que pueda sujetar eso que se quiere escapar. Aun así, esto no dice lo que quiero decir. Lo que duele en este momento no es nada más que eso que da tantas vueltas en mí cabeza, por lo menos, quiero pensar que es eso, el problema es que si lo viví con mis ojos, es verdad. Mis ojos no engañan. Pero mis ojos, esos que leyeron mensajes subliminales de un amor posible, o talvez caricaturesco, unos ojos que no se despegan de sus nervios y que están, y pueden ver hasta por mi espalda.

No son mis ojos, es mí mirada que también es la mirada de ese que se muere. Que esta aún ahí, a pesar que ya cerré los ojos para dormir, y me acompaña como un fantasma en mis paseos por el aire.

Estamos solos, más solos que la soledad, la soledad siempre tiene alguien que la acompañe, otro que lo dejaron solo, que quiso estar solo, o que finge estar solo y la utiliza para tener a otros cerca de sí. O simplemente, la nombra para sentir que no esta solo y señala con el dedo, a aquellos que no tienen a quien hacer compañía.

Vivir solos, no es solo, es solo, tampoco es solo, es sola, pero no allá, cuando vivía aún, cuando aún el aire y las personas eran cálidas. Es un susurro perdido que no llega a ningún lado, y que se escucha solo, porque no esta nadie que le diga lo contrario.

Fue un Adios, un adios a la vida, a la sonrisa, a las palomas, a la mirada, a las bicicletas, a los pasteles de barro, a mi ojo a través del portón de madera, a mis futuros amigos, a mi futuro, a mi respiración, a mi persona como hubiera llegado a ser, al sentimiento de que la vida podía sentirse mejor, y no tan fría como la siento después de esa época.

Ese frío otra vez, y no desaparece con nada, el odio al invierno no se me quita, y creo que aún se conserva esa posibilidad de que un verde, con hojas, caballos corriendo como locos para que no los atrape, portones de madera, pasto seco o húmedo talvez, viento, cosa que se sienta que algo anda cerca de mí, sol, sol aunque peligroso, le den un poco de paz a un alma que se siente cansada. Eso es mejor que ver nieve todos los días y sentir el frío cortante de la escarcha. Eso solo se sintió una vez, con una persona, que me llevo a caminar por ahí, cuando el frío de Punta Arenas era lo único que me conectaba a ella.

Lo sé, debes pensar que no esta bien lo que hago, pero es lo único que me queda. Como desearía tener una vida distinta. ¿Es así en realidad? No, o talvez si, pero es mejor no pensarlo.

El aroma, ese olor que no se pierde ni en los sueños, ni aunque lave mis manos con todos los jabones que estén por ahí. Un olor a tabaco con menta, con campo, con soledad, con cariño, que ahí que despedir, que ahí que decir adios, un adios que va durar y recorrerá todo el tiempo que me queda por vivir.

¿Acaso es buscar para que siempre tenga la razón? No es agradable tener la razón, tampoco desagrada, pero solo cuando te sostienes con tú cuerpo, no cuando hay otro al lado tuyo que tienes los mismos miedos que tú, pero se escapa de ellos.

Cuando se concreta esa despedida, cuando se da el escape ya no se olvida, ni se puede dejar ir, y menos ir a buscar. Es “Extraño”, un desconocido que no vivió conmigo nunca, que estaba perdido en los cerros, y yo tanto tiempo odiándolo.

Otra vez mis ojos no pueden abarcar todo, de manera que solo mire de una vez y todo, al mismo tiempo. Todo es percibido por partes, y todo es entendido por partes también.

Saber que no puedo ir más allá, que no fui capaz de mirar bien y encontrar las acciones correctas, las miradas correctas y el cariño correcto. Por eso, por esa planeación, se denigra a un ser humano, a una persona con corazón, que siente, que es más que huesos y sangre, es una historia y que esa historia esta marcada por el sufrimiento, el rechazo, la frialdad y el abandono. Aun así no fui capaz de aliviar semejante pena. Porque es la misma. Es el espejo que se aparece y no el de las vitrinas. Pero hace sentir inhumano, hace sentir que no alcanza ni para ser animal, y tanto dicen que es irracional.

No son errores, son situaciones planificadas por una mente desquiciada, que no quiere reconocer que es igual que el mundo, que es ser, que es persona, que muere, y que siempre va morir todos los días que se le ocurra vivir.

El espacio acompaña en momentos de muerte, se siente la calidez del aire cuando no hay un cuerpo cerca. Pero eso no es lo que importa, lo único que importa es saber que es lo que importa. Nada.

Se agregan al diario de fotos, otras despedidas. Se agregan más canciones y más páginas que nombrar.

Se olvidan, todos olvidan, porque duele. El olvido es lo único que no se ha instalado en estos campos, el olvido pasa a tú lado, atrae personas, te invita a lugares los cuales siempre termino rechazando. Lo nuevo, lo diferente, lo que quiere aparecer para cambiar algo que no se quiere olvidar. El olvido no llega nunca, el olvido es tan frágil como cualquier invento. Es una ilusión y un pobre intento por dejar de sufrir, es mentira. Es ahí, el momento donde la mentira existe, y es necesaria, porque dice la verdad de lo que se niega. Te muestra sin temor, lo que es la verdad, una verdad que puede no tener nada detrás, pero que es, y existe cuando te duele el pecho, cuando extrañas, cuando lloras y deseas morir. Pero es una muerte que nunca llega, porque deseas matar aquello que se fue, eso que te quito lo poco que tenias, cuando en realidad no tenias nada antes que apareciera, solo a ti.

Aparece la paciencia, tan masoquista que pretende que algún día las cosas sean de otra manera. Masoquista que no recibe nada, o talvez si, rechazo.

Creo que esto ha llegado a su fin. Cuando se siente que ya no fluye ese líquido por la garganta y que la saliva se pone molesta, ya no hay nada más que escribir. Se instaló el alivio y durará unos cuantos minutos, o quizás no dure nada. Pero eso ni siquiera es un problema que intentaré resolver, que haga lo que se le plazca, total, ya me harte de que crea que lo busco, porque el dolor siempre va intentar ganarle, y lo hace, siempre triunfa y todos los esfuerzos son chistosos porque solo viene a hacer el ridículo. Así que, vuelve cuando quieras, porque la muerte ya no esta en su casa, y la vida intenta hacerse respetar. Así que, nos vemos cuando sea.


Domingo 04 de Enero de 2009, 16:06


"Extraño"

Hoy es un día para extrañar, para desconocer la lluvia y encontrarla en el cuerpo. Hoy es un día en que el extraño algo que no se que extraño. ¡Es extraño!..Si, es un viajero, es un cualquiera o es la melancolía. O talvez te extraño. Cuanta agua se siente, en algún lugar de este espacio que se perdió en el cuerpo de afuera. La lluvia ya no toca el cemento solamente, es una línea fría que atraviesa mí cerebro, mis dedos y algo más que piel. Es como si me hubieran sacado la piel y siento mas frío que el de verdad.

Extraño, otra vez vuelvo a pensar en eso que no puedo nombrar, eso que esta perdido pero en mí en nada más. Como devolver hacia afuera, todo lo que de mis adentros alega. Para hablar, para ver, nosé, solo para terminar o borrar mi mente con una cosa que no es pensamiento y es Extraño.

Otra vez, en cada canción que escucho suena el agua, esta ese frío otra vez, será porque son de tristeza, o es que yo soy de agua y me pongo mas fría cada vez que intento exaltar mis sentidos. Talvez intentar salir de aquí es peor que quedarme mirando como siempre. Pero en algún momento tendré que cambiar este banquillo que a veces es de madera y otras de metal. Se esta poniendo añejo y aburrido. Hay una ampolleta que cae sobre mi sombra y el de la silla o banquillo como quiera llamarse, pero no puedo cambiarla porque nose donde esta. Así que se cambiará sola.

¿Hasta cuando va ser fingiendo? Hasta la muerte que es la única que no se finge y se sabe con certeza que te mueres y que desapareces del registro de las mentes de los que supuestamente te amaron. Tengo que hacer el almuerzo. Vuelvo en 5 minutos….